La exposición ?La huella solidaria. El legado del doctor Bethune y la ayuda de los voluntarios canadienses a la II República? se puede visitar hasta el próximo 2 de abril, en Conde Duque

Almudena Grandes en la clausura de las actividades paralelas del legado de Bethune

06/02/2017
Almudena Grandes en la clausura de las actividades paralelas del legado de Bethune

La Sala Sur del Centro Cultural Conde Duque acoge hasta el próximo 2 de abril la exposición "La huella solidaria. El legado del doctor Bethune y la ayuda de los voluntarios canadienses a la segunda república" y mañana martes 7 de febrero finalizarán las actividades paralelas de la muestra con la presentación "Espacios de memoria: Batalla del Jarama", con motivo de la Conmemoración 80 aniversario de la Batalla del Jarama. Por este motivo, tendrá lugar la mesa redonda "Honor y gratitud a los combatientes republicanos", en la que Intervendrán: Almudena Grandes como moderadora, Luis Díez, Severiano Montero, Julián González Fraile y Pedro del Cura Sánchez.  

Esta mesa redonda cerrará el ciclo de debates y conferencias y se sumará a las que han tenido lugar desde la inauguración de la exposición: "La población civil como como objetico militar franquista"; "Bethune: su tiempo y su legado"; "Las Brigadas Internacionales. ¿Fuerza de choque o carne de cañón"; que han contado con escritores, políticos, sociólogos y periodistas como Mirta Núñez, Carlos Jiménez Villarejo, Emilio Silva, Manuel González, José A. Zarza, Gregorio Morán, Natalia Fernández, Linda Palfreeman, José Alejandro Ortiz, Antonio Morcillo, Ernesto Viñas, Fernando Puell, Luis Díez, Severiano Montero, Julián González Fraile o el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura.

Almudena Grandes
Se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú y fue XI Premio de la Sonrisa Vertical. Desde entonces, el aplauso de los lectores y de la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tango, Atlas de geografía humana, Los aires difíciles, Castillos de cartón y El corazón helado, junto con los volúmenes de cuentos Modelos de mujer y Estaciones de paso, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea.

Varias de sus obras han sido llevadas al cine y al teatro, y han merecido, entre otros, el Premio de la Fundación Lara, el Premio de los Libreros de Madrid y el de los de Sevilla, el Rapallo Carige y el Prix Méditerranée. Con Inés y la alegría (Premio de la Crítica de Madrid, el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska y el Premio Sor Juana Inés de la Cruz) inauguró los Episodios de una Guerra Interminable, a la que pertenecen El lector de Julio Verne (elegido por los lectores de El País como el mejor libro del 2012) y ahora La tres bodas de Manolita.

Norman Bethune, La huella solidaria
Hay personajes que atraen por encima de sus ideologías. Son personas altruistas que entregan su vida a los más vulnerables. Personas convencidas de que cada individuo por sí solo puede cambiar el mundo y transformarlo en un lugar más justo y solidario. El doctor Norman Bethune (Gravenhurst, Ontario, 1890), auténtico médico sin fronteras, es una de ellas. Bethune tuvo una corta pero intensa trayectoria vital. Tras participar en la Primera Guerra Mundial como sanitario, se convierte en un reputado cirujano torácico, llegando a desarrollar instrumentos quirúrgicos innovadores contra la tuberculosis.

Sin embargo, su condición de prestigioso médico no le satisface. Le conmueve la pobreza que se vive en Montreal en los años treinta después de la gran crisis. Ejerce entonces la medicina social, atiende a los más desfavorecidos y defiende, con pasión, políticas novedosas de sanidad pública. La creciente pujanza del fascismo en Europa le atormenta y decide viajar a España en 1936 para poner sus conocimientos y energía al servicio de la causa republicana en la Guerra Civil. Crea el Servicio Canadiense de Transfusión de Sangre y se dedica a salvar vidas mientras vive el drama de la contienda española.

Tras su experiencia en Madrid, viaja a Almería y, junto con sus colaboradores, presta una ayuda vital a la población de Málaga en su huida de la ciudad camino de Almería en febrero de 1937. Este episodio trágico quedará reflejado en un relato desgarrador suyo y en las fotografías de su colaborador Hazen Sise. Bethune regresa entonces a Canadá para recaudar fondos para el Servicio de Transfusión de Sangre pero, en 1938, sus profundas inquietudes le llevan esta vez a China al lado del Ejército Popular que lucha contra la invasión japonesa. Después de ejercer una labor incansable como cirujano de campaña, Bethune muere en 1939 de septicemia. Se convirtió en una leyenda y hoy sigue siendo considerado como un héroe nacional por la población china.

La mesa redonda tendrá lugar en el salón de actos mañana 7 de febrero, a las 17:30 horas, con entrada libre hasta completar aforo previa retirada de invitación en taquilla./