Por su amplia experiencia en la gestión escénica e intachable trayectoria artística

El Ayuntamiento de Madrid invita a Natalia Menéndez a dirigir el proyecto artístico del Teatro Español y sus Naves

17/09/2019
Natalia Menéndez es directora, autora, traductora y actriz©Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro
Natalia Menéndez es directora, autora, traductora y actriz©Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro

El Ayuntamiento de Madrid ha invitado a Natalia Menéndez a dirigir la fusión del renovado Teatro Español y las Naves del Matadero, tal y como ha anunciado hoy el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Tras la aceptación de la directora de afrontar este proyecto artístico, se ha iniciado por parte de la empresa municipal Madrid Destino el proceso de negociación de los términos de su contrato.

Por su parte, la delegada de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, Andrea Levy, se ha referido a esta invitación durante su intervención en la Comisión de Cultura y ha destacado que Natalia Menéndez posee una amplia experiencia en la gestión escénica. Su currículum abarca trabajos como directora de escena, actriz y traductora, con etapas tan destacadas como los siete años que estuvo al frente del Festival de Teatro Clásico de Almagro. Su período se recuerda como uno de los más brillantes de este certamen especializado en teatro barroco español.

Intachable trayectoria artística

La candidata elegida es para el área de Cultura, Turismo y Deporte una profesional con una intachable trayectoria artística. Ganadora del premio Ojo Crítico, Natalia Menéndez se ha enfrentado a montajes de tótems como el Nobel Luigi Pirandello o la francesa Marguerite Duras. A lo largo de su trayectoria como directora escénica, que abarca más de una veintena de títulos, ha trabajado en importantes escenarios como el Centro Dramático Nacional, el Teatro de la Zarzuela, el Teatro Español, el Teatre Nacional de Catalunya o la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Entre los títulos que ha dirigido, destacan Tres versiones de la vida, de Yasmina Reza; Las cuñadas, de Michel Tremblay, o Realidad, de Tom Stoppard, protagonizada por Javier Cámara.

Hija del destacado actor Juanjo Menéndez, esta madrileña también conoce a la perfección la tradición teatral española, prueba de ello es su último estreno en Madrid, Tres sombreros de copa, de Miguel Mihura, así como los títulos clásicos que ha levantado (El curioso impertinente, Don Juan Tenorio). Pero, además, también ha dirigido en países como Colombia o Uruguay, donde recientemente ha estrenado El pequeño poni, de Paco Bezerra.

Como actriz, Natalia Menéndez también ha trabajado con maestros como Adolfo Marsillach, Miguel Narros o el argentino Jorge Lavelli.

Fusión de Matadero y Teatro Español

Natalia Menéndez será la directora del Teatro Español, que recuperará sus Naves en Matadero, cuando termine la programación de Mateo Feijóo, cuyo contrato finaliza el 30 de septiembre. El Área de Cultura, Turismo y Deporte ha decidido fusionar de nuevo ambos centros ante la demanda de gran parte de la profesión escénica y del público madrileño que reclamaban que el teatro de texto regresara al complejo cultural de Legazpi.

De esta forma, se creará un potente centro escénico que pueda competir y codearse con los grandes teatros europeos. Sumando ambos espacios, el Teatro Español podrá desarrollar diferentes líneas de programación que satisfagan las necesidades y gustos de toda la ciudadanía. Tradición y vanguardia se darán la mano en este renovado Teatro Español, que atenderá a las diferentes disciplinas artísticas (teatro, danza, circo, música…).

La Nave 10 y la Nave 11 de Matadero, así como la Nave 12 que acoge la cafetería y un pequeño escenario, se crearon precisamente como una prolongación del Teatro Español en las instalaciones de Legazpi y fueron inauguradas por Mario Gas en 2007.

En total, las Naves del Español en Matadero disponen de 5.900 metros cuadrados distribuidos en tres edificios que permiten una gran flexibilidad gracias a que el graderío, la escena y la maquinaria teatral han sido diseñadas de tal forma que el espacio admita múltiples configuraciones, desde espectáculos teatrales convencionales hasta propuestas escénicas más arriesgadas. La Nave 10 cuenta con un vestíbulo que se emplea como espacio expositivo y que da paso a la Sala Max Aub con capacidad para 269 espectadores. En este edificio también se encuentra la Sala de Madera y Sala de Hormigón, dos salas multifuncionales donde se imparten talleres o se exhiben piezas de creación. En cuanto a la Nave 11, denominada sala Fernando Arrabal, es la que mayor capacidad tiene, con un aforo para 449 personas.

Con estos espacios, el Teatro Español, el escenario más antiguo de la ciudad con 400 años de historia teatral, recuperará una mayor capacidad para programar y gran parte del presupuesto que perdió cuando en 2017 se decidió crear el Centro Internacional de Artes Vivas. El objetivo del Ayuntamiento es que el Teatro Español vuelva a ser uno de los buques insignia de las artes escénicas en España./