El director artístico de Medialab Prado ha hecho balance de este programa junto a representantes de otras iniciativas e instituciones

Experimenta Distrito, construir la ciudad desde sus barrios

19/09/2019
Experimenta Distrito

Construir la ciudad desde los barrios es una de las principales intenciones de Experimenta Distrito, iniciativa que nació en Medialab en 2016, con metodología y filosofía propias, y que hoy es adoptado por ciudades e instituciones dentro y fuera de nuestro país. El director artístico de Medialab Prado, Marcos González, ha hecho hoy balance de este programa junto a representantes de otras iniciativas e instituciones.

Experimenta Distrito ha celebrado distintas ediciones en los distritos madrileños de Villaverde, Fuencarral-El Pardo, Hortaleza, Retiro y Puente de Vallecas en los que se han desarrollado más de 40 proyectos y han participado más de 400 personas como colaboradoras. En ellas, los vecinos han puesto en marcha ideas tan diversas como mesas de cultivo accesibles para que cualquier persona pueda participar en un huerto comunitario, o rutas escolares que permitan a niñas y niños desplazarse caminando con seguridad por la ciudad, entre otras. El modelo ha sido adaptado con éxito en Ciudad de México, Valladolid y Burgos, y a través del Ministerio de Cultura, también al ámbito rural.

“En 2020 queremos continuar el programa en colaboración con centros escolares de Vallecas y consolidar su dimensión internacional con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo y su red de centros culturales en América Latina”, ha señalado Marcos González en el transcurso de un encuentro con los responsables de las iniciativas Burgos Experimenta, Ciudad Imaginada (Valladolid), la Fablabteka de Lakalle (Vallecas), Cucea Lab (Zamora), Laboratorio de Innovación para fomentar un Gobierno abierto en la Habana Vieja (La Habana, Cuba); LAB Nuevo León (Monterrey, México) y AULab - Laboratorio Civico da area urbana (Vila Nova de Famaliçao, Portugal).

¿Qué tipo de proyectos se realizan y a quiénes se dirige?
Bajo el lema de “experimentos que mejoran la vida en común”, el abanico de posibilidades de Experimenta Distrito es enorme. Cualquier idea que pueda ser diseñada, construida o desarrollada en una primera versión o prototipo puede ser un proyecto de ED: desde un panel hecho a base de instrumentos musicales en la valla de un colegio, o una instalación de bicicletas y dinamos para producir energía eléctrica y llevar a cabo una sesión de cine, hasta un proyecto artístico o una iniciativa educativa. En definitiva, cualquier idea que aporte y mejore el distrito y la ciudad en la que se va a desarrollar.

Basado en esa misma idea, ED se dirige a cualquier persona interesada en contribuir a la puesta en marcha de proyectos que mejoren la vida en común. Esa contribución se puede materializar de dos maneras: la primera es presentar un proyecto a la convocatoria inicial, y la segunda consiste en apuntarse a colaborar en alguno de los proyectos presentados y seleccionados en dicha convocatoria, formando parte del grupo de trabajo. Los proyectos presentados pueden ser personales o colectivos, siendo imprescindible, en ambos casos, que las ideas estén abiertas a incorporar la colaboración de otras personas que contribuyan, completen o transformen la idea inicial.

La puesta en marcha de Experimenta Distrito, que se ha hecho también colaboración con otras áreas del Ayuntamiento, requiere además de algunos requisitos fundamentales, tales como: disponer de un lugar de celebración de los talleres, actividades y la base de operaciones para la mediación; un sistema de dos convocatorias para la celebración del taller de producción (una de proyectos y otra de colaboradores); un programa de mediación que haga accesible la convocatoria a cualquier vecino del barrio y de la ciudad; un taller de producción con el acompañamiento de mentores, y por ultimo, documentación de los proyectos, siempre con licencias libres para que puedan ser replicados y mejorados en otros barrios y ciudades, y exposición de los resultados.

El taller cuenta con un presupuesto limitado para la compra de materiales, que se distribuyen en función de las necesidades de cada proyecto. La duración es de unas tres semanas, con un taller de inicio y otro de cierre, en los que se trabaja en las propuestas de manera intensiva.