En la Sala Fernando Arrabal de Naves del Español del 17 de septiembre al 11 de octubre

La adaptación teatral de Fariña se estrena en Madrid dirigida por Tito Asorey

11/09/2020
Fariña
Fariña

Escrita por Nacho Carretero y con dramaturgia de José L. Prieto, Fariña es la encargada de inaugurar la temporada en la Sala Fernando Arrabal de Naves del Español, espacio del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, con su estreno el 17 de septiembre. Hasta el 11 de octubre, la conocida historia sobre el narcotráfico gallego, que ha sido adaptada en su versión audiovisual por Bambú, llega a Madrid como un espectáculo teatral de gran formato dirigido por Tito Asorey y protagonizado por Cristina Iglesias, Marcos Pereiro, María Vázquez, Sergio Zearreta y Xosé A. Touriñán. La obra es una coproducción de Ainé Producións, Undodez y Oqueteño Media.

Fariña cuenta la historia de las últimas décadas de Galicia y de cómo fue posible que mientras una generación de chicos y chicas perdía su vida en el laberinto de la droga, una serie de personas viera crecer de forma exponencial su poder económico a través de la actividad ilícita del narcotráfico, utilizando para ello las vías ya establecidas del tráfico de tabaco.

Su autor, el periodista Nacho Carretero, navegó en un mar de informaciones, archivos, hemerotecas y entrevistas, haciendo un exhaustivo trabajo de campo, para concentrar en poco más de 300 páginas todo un panorama socioeconómico y político que explica detalladamente cómo Galicia estuvo a punto de convertirse en un narcoterritorio, y cómo las mafias del contrabando cambiaron por completo el paisaje de este país. El resultado fue un ensayo periodístico, publicado por Libros del K.O., que vio la luz en 2015 y cuya repercusión es ya de dominio público. La productora audiovisual Bambú compró los derechos para hacer de esta historia una serie de televisión, estrenada en 2018 con gran éxito y disponible en Netflix.

El ensayo de Nacho Carretero no se limita a ser una sucesión de datos sobre la historia del narcotráfico gallego, sino que funciona como un estudio sociológico de Galicia y de la relación de sus habitantes con el poder, la geografía, el mar y las peculiaridades de sus relaciones interpersonales. El propio autor, junto a Xosé A. Touriñán, encabeza este nuevo proyecto teatral que toma como base su ensayo para crear un espectáculo teatral de gran formato. “Nos pusimos manos a la obra con dos premisas: hacer algo grande con comedia, verbena, fiesta y música, lágrimas, realidad, proximidad, rigor y memoria; y ofrecer algo nuevo que ni un libro, ni una serie, ni una novela pueden aportar. Contar este capítulo de la historia de Galicia de una forma que solo el teatro permita”, explica su autor. 

El espectáculo Fariña reconstruye lo ocurrido en Galicia valiéndose de las claves contemporáneas del teatro documento, utilizando para su estructura testimonios directos de los implicados y aportaciones ficcionadas, dramatizadas de una forma que une lo lúdico y lo espectacular. El resultado es un espectáculo de gran potencial visual, en el que la música en directo juega un papel esencial.

Fariña no permite al espectador acomodarse en la butaca. A una imponente descarga suceden conversaciones entre jóvenes y vecinos de los pueblos hablando, comprando, consumiendo y manejando con soltura el famoso Winston de batea. El fenómeno está en marcha. El elenco de actores entra y sale de la escena metiéndose en la piel de decenas de personajes: un alcalde corrupto dispuesto a financiar una verbena, los vecinos más jóvenes probando la mercancía a escondidas...

El salto al narcotráfico ocurre en el escenario con la misma soltura con la que tuvo lugar en la realidad. De pronto, en escena, se escucha acento colombiano y marroquí. Se escuchan ritmos de percusión y canciones. Se escuchan bromas y bravuconadas. Las drogas toman el control: ostentación y subidón llenan el teatro.

Y, de nuevo como sucedió en la realidad, aparece la tragedia. En forma de madres y jóvenes hundidos y, por fin, de operaciones policiales. Todo cabe sobre un escenario que traza un recorrido fiel por este oscuro capítulo de la historia de Galicia. 

El espectáculo cuenta con escenografía de José Faro, Coti, iluminación de Laura Iturralde, vestuario de Ruth D. Pereira y música del grupo gallego Novedades Carminha.

Esta obra está sujeta a JOBO, Joven Bono Cultural, para jóvenes entre 16 y 26 años.