En la Sala Fernando Arrabal de Naves del Español en Matadero del 15 al 18 de septiembre

La coreógrafa francesa Maguy Marin llega a Naves del Español con el legendario espectáculo 'May B'

14/09/2021
MayB2, Merve Deroo

La Sala Fernando Arrabal de Naves del Español en Matadero, espacio del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, arranca su programación de la Temporada 2021/22 el próximo 15 de septiembre con el mítico espectáculo de danza May B, de la coreógrafa francesa de origen español Maguy Marin. El espectáculo estará en cartel hasta el 18 de septiembre en cuatro únicas representaciones.

Basándose en la obra de Samuel Beckett, la compañía de Maguy Marin busca no la palabra actuada, sino los gestos y la atmósfera teatral, persiguiendo el encuentro entre la gestualidad reducida y el baile y el lenguaje coreográfico a partir del trabajo de sus 10 bailarines.

May B se ha convertido, a lo largo de los años, en una obra de repertorio de la danza francesa contemporánea que ha girado internacionalmente con éxito. Desde su estreno en 1981 en el Teatro Municipal de Angers, no ha dejado de desaparecer y reaparecer, demostrando ser, por su obstinada presencia, más que un compañero: un auténtico banco de trabajo en el que las herramientas se han ido perfeccionando y mejorando poco a poco.

“Este trabajo ha sido para nosotros la base de un descifrado secreto de nuestros gestos más íntimos, los más ocultos, los más ignorados”, explica la coreógrafa y directora Maguy Marin. “Cuando los personajes de Beckett solo aspiran a la inmovilidad, no pueden dejar de moverse, poco o mucho, pero se mueven. En este trabajo, a priori teatral, el interés para nosotros ha sido desarrollar no la palabra, sino el gesto en su forma fragmentada, buscando así el punto de encuentro entre, por una parte, la gestualidad reducida teatral y, por otra, el baile y el lenguaje coreográfico”.

May B propone al espectador una historia lejana, remota, nacida de un tiempo sin época, de una vida sin orden ni medida, de una tensión enterrada en las ensoñaciones de lo extraño, sin memoria, sin historia. La fuerza de May B radica en su capacidad de contar historias sobre rupturas constructivas, de alumbramientos y de infancia, de gruñidos y aullidos, con un lenguaje antiteatral por su extrema teatralización, con la reconstrucción de un desfile perfectamente expresionista.

May B sabe inscribir, en la invención de una forma lírico-grotesca, la renovación de ese algo que es ‘bailar’, manteniendo frente a sí todas las posibilidades que tiene el propio ‘baile’, colocándolas como un juego que empuja a arrastrar la danza a la danza.

En palabras de la periodista del The New York Times Anna Kisselgoff: “Maguy Marin posee el sentido de la fantasía y el absurdo; a partir de las piezas de Samuel Beckett, ella medita sobre las absurdidades de la vida. Como él, ella trabaja con los arquetipos, y ofreciéndonos imágenes universales, hace que la condición humana nos parezca muy específica. Los diez bailarines en escena constituyen una amalgama de los personajes de Beckett, sus rostros cubiertos por una capa de tiza gris que vuela cuando se mueven. Vestidos con sus trajes de noche poco favorecedores, caminan, solitarios y aislados, al unísono, con gestos notablemente precisos, hacia el autodescubrimiento”.

May B es una producción de Compagnie Maguy Marin, Maison des Arts et de la Culture de Créteil, con dirección y coreografía de Maguy Marin, interpretada por los bailarines Kais Chouibi, Kostia Chaix, Chandra Grangean, Lazare Huet, Antoine Laval, Louise Mariotte, Lise Messina, Isabelle Missal, Cathy Polo y Ennio Sammarco, con diseño de iluminación de Alexandre Beneteaud, diseño de vestuario de Louise Marin y composición de música original de Franz Schubert, Gilles de Binche y Gavin Bryars.