La muestra pudo verse del 11 de diciembre al 6 de enero

Más de 15 000 personas han disfrutado de Orbis Pictus en Naves Matadero estas navidades

10/01/2019
Orbis Pictus ©Álvaro López del Cerro

La Nave 11 de Naves Matadero se inundó estas navidades de instrumentos inventados y realizados con materiales reciclados, marimbas, zootropos y juegos ópticos con los que el visitante podía explorar su creatividad. En total, 15 891 personas pasaron durante cuatro semanas (del 11 de diciembre al 6 de enero) por esta exposición, Orbis Pictus, comisariada por el artista checo Petr Nikl e inspirada en las obras literarias de Amos Comenio (creador en 1658 del primer libro ilustrado para niños de la historia, llamado Orbis Pictus y de El laberinto del mundo y el paraíso del corazón). 

Petr Nikl, escritor, pintor, fotógrafo, músico y escenógrafo, es uno de los artistas más reconocidos de su país. Junto a Jiří Wald, Radana Waldova y otros artistas ideó esta exposición que se inauguró por primera vez en París en 2006.

“La exposición interactiva Orbis Pictus desarrolla el legado de Comenio y de todos aquellos que creen en el poder del deseo creativo en el conocimiento. El proyecto se concibe como un viaje, durante el cual los visitantes, tanto adultos como jóvenes, ponen en funcionamiento componentes móviles, visuales y de audio, tomando conciencia de su interacción y su participación como autores”, contaba el comisario Petr Nikl.

Próximos estrenos
Naves Matadero comienza el año con el estreno mañana de Los años de la fertilidad, una pieza creada en residencia por Emilio Rivas (10- 13 enero). Además, Txalo Toloza y Laida Azkona presentarán Tierras del Sud, un proyecto escénico documental en el que mostrarán su investigación sobre la influencia de las grandes fortunas internacionales en los territorios latinoamericanos (1, 2 y 3 febrero).

Por otra parte, entre los estrenos internacionales se encuentra Burn Time, del artista portugués André Uerba, un espectáculo a medio camino entre las artes escénicas y la instalación (18, 19 y 20 enero) y  Deep Dish, del coreógrafo ganador del León de Oro en Venecia, Chris Haring (7, 8 y 9 febrero).